Main Page Sitemap

Que regalar a una niña en su comunion


que regalar a una niña en su comunion

Yo pienso, que la sobreimposición de las diferentes encarnaciones del mismo concepto uno-muchos ha sido posiblemente el Frankenstein que creó el monstruo blanco del patriarcado.
Quiero agregar que existe un malestar psicológico en torno al dar gratuitamente, y que las obras de caridad suelen asumir una actitud paternalista que menosprecia al que recibe, por lo que el receptor tiene sus razones para no agradarle el que regala, sin importar.Yo sugiero buscar fondos o promover otros proyectos alternativostal vez círculos para compartir y de regalos locales no remunerativos, o proyectos para recuperar la fertilidad de las tierras, para que los desposeídos puedan vivir en ella, cultivarla y criar ganado.Los procesos están distorsionados, ya no son gratuitos/libres.Resulta extraño que en los tiempos de los viajes espaciales, de la computación y de la ingeniería genética, algo verdaderamente importante pueda ser ignorado.En algún momento se estimó que el 98 de la gente de Estados Unidos era co-dependiente.El enfoque común es el regalo.Por analogía, podríamos pensar que el acto sexual masculino, con sus cambios de niveles, con sus planos anteriores y posteriores, es el origen de los niños, que son simplemente la consecuencia de un proceso de auto-aserción.Éste es el momento de la Caídacuando el niño varón advierte que no podrá participar en la modalidad material co-municativa de regalar por causa de la definición de su género.Estas instituciones también proveen nichos para que los egos masculados actúen sus destinos sociales, creando cadenas de dominación.También se elegía un equivalente general de entre el grupo de los que elegían, para ser el equivalente general y máximo representante de todos, o sea el presidente.Estamos bloqueando el flujo de los regalos hacia el futuro.La ansiedad de nuestros niños varones ha lanzado un maleficio sobre toda la sociedad, causando un inmenso daño.Sin embargo éstos son puestos que no producen nada, son regalos del público para los trabajadores.Una imagen económica auto-similar de la masculación con motivaciones fálicas (de hecho la sangre corre a la glándula como los regalos escondidos corren a las inversiones capitales el cap-ital transforma a sí mismo desde una palabra, controlando el comportamiento de los trabajadores a través del.Aquellos que nacen dentro de las fronteras nacionales de un país a veces se consideran superiores a los que nacen fuera de aquellas fronteras, aun cuando no hay diferencias que afecten los cuerpos o las mentes de los nacionalistas.El proceso se repite y se refleja en diferentes niveles.El regalar aparece como algo inferior (no se le da valor) cuando se lo compara con la sustitución, que usualmente ha sido despojada de sus aspectos de regalo para aparecer más completamente lo opuesto.Quizás los dos puntos nutritivos del pecho sirven como un icono precoz para el carácter comunicativo de la repetición de los sonidos.Véase también Gregory Bateson, Steps to an Ecology of Mind, Ballantine Books, Nueva York, 1972.La relación de propiedad se asemeja a los complejos de Vigotsky.
Nosotros hacemos un cálculo, Qué será lo mejor para mí?
El ego es vulnerable empresas que pagan por llenar encuestas en ecuador a la publicidad que educa sus deseos.



Al tomar conciencia de nuestros valores de cuidado al otro como paradigmático, las mujeres que trabajamos para cambiar la sociedad, podemos liberarnos de la imposición de los valores de la masculación por sobre los valores del cuidado al otro.


[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap